PSICOLOGIA PADRES
PSICOLOGIA PADRES

“Si queremos que nuestros hijos sean personas de bien, debemos empezar nosotros por ser personas de bien”. Albert Einstein.  


Junto con los entrenadores, los padres son responsables, en gran medida, de las consecuencias que sobre el desarrollo integral y psicológico tendrá la práctica deportiva de sus hijos. Una implicación inapropiada por parte de los padres puede ocasionar prejuicios emocionales, psicológicos y físicos en los jóvenes deportistas.


Parece obvio que el entorno familiar tiene una enorme influencia en la calidad y eficacia del funcionamiento deportivo de los niños y adolescentes. Un elemento esencial para garantizar la calidad de este proceso y favorecer el “triángulo deportivo” padres-deportistas-entrenadores, es la mediación de especialistas como los psicólogos deportivos.


Esta tarea requiere que los padres participen en la actividad deportiva de sus hijos, sepan manejar actitudes sólidas como el respeto, la comprensión y la colaboración en el entorno deportivo de los chicos y desarrollen habilidades psicológicas como escuchar, preguntar, mostrarse asertivos y tener conocimientos sobre qué conviene hacer y qué no en determinadas situaciones.


En definitiva, es conveniente que los padres sepan que tienen una vía de comunicación abierta con el psicólogo del deporte, quien puede asesorar y ayudar a que los padres tengan actuaciones e intervenciones apropiadas en el desarrollo y la formación deportiva de sus hijos.