Metodología
consultorio-psicologia-clinica-300x300 2
  • EVALUACIÓN


    “Conocer el problema es siempre el comienzo de una solución”.
    En las primeras sesiones, el trabajo consiste en recabar información a través de entrevistas, observaciones directas y/o cuestionarios para conocer la realidad existente y tener una valoración psicológica personalizada del cliente. Sólo de este modo se podrá diseñar el subsiguiente trabajo psicológico que mejor se adapte a las circunstancias particulares de cada persona.
    El propósito de la evaluación psicológica consiste en tener un modelo explicativo compartido con el cliente, en el que pueda comprender qué es lo que verdaderamente está sucediendo y por qué está ocurriendo, identificar cómo están funcionando los problemas presentes y detectar de qué modo las distintas variables (de rendimiento deportivo, psicológicas, ambientales, de funcionamiento personal, etc.) se están manteniendo.

    1. INTERVENCIÓN


      Tras el proceso de evaluación inicial, se determinan conjuntamente los objetivos a alcanzar y se deciden las estrategias y técnicas psicológicas más eficaces a emplear. Se diseña la intervención más adecuada al paciente.

      A lo largo de toda la intervención, se trabaja para aumentar las habilidades que permitan al cliente resolver los conflictos de forma asertiva y autónoma. Asimismo, se introducen las modificaciones necesarias para el logro de las metas que el paciente se ha marcado, se revisan los objetivos alcanzados y se valoran tanto los resultados inmediatos y a corto plazo, como los efectos estables y generalizados a medio y largo plazo.



      1. SEGUIMIENTO


        Por último, se realiza una fase de seguimiento para garantizar y corroborar el mantenimiento de los cambios y logros alcanzados.